Cómo prevenir lesiones en el deporte

 

Es muy importante hacer deporte e incorporarlo entre nuestras actividades cotidianas, pues nos ayuda a estar en forma y tener un buen estado de salud. Pero hemos de tener en cuenta que, si hacemos actividades deportivas de manera incorrecta, es probable que aumente el riesgo de tener lesiones que nos perjudiquen y nos impidan tener un ritmo de vida normal.

Sufrir alguna lesión supone haber entrenado de manera incorrecta, bien por alguna mala postura, por haber forzado unas partes del cuerpo más que otras, o por un sobre-exceso de ejercicio. Normalmente, las lesiones suelen localizarse en músculos, tendones, ligamentos y articulaciones.

Para ello, te proponemos 5 consejos básicos que debes tener en cuenta a la hora de realizar cualquier actividad físico-deportiva, para estar más preparado a la hora de hacer deporte e intentar prevenir las lesiones:

 

Calienta antes de hacer deporte

Ejercitar los músculos durante al menos 10 minutos antes de hacer ejercicio calienta los músculos lo suficiente, de modo que los hace más flexibles y resistentes a las lesiones. En definitiva, los prepara para la actividad que vamos a comenzar.

Haz ejercicios de estiramiento al finalizar

Los estiramientos tras la finalización del ejercicio, cuando la musculatura está caliente, son una parte fundamental dentro de cualquier entrenamiento. Son esenciales para eliminar tensión y devolver la relajación a la musculatura, además de favorecer la circulación sanguínea. Un estiramiento adecuado y suave nos previene de lesiones.

Cuida tu alimentación e hidratación

Estar bien hidratados y nutridos nos ayudará a aguantar mejor la actividad física y a aumentar nuestra capacidad de resistencia tanto en deportes aeróbicos como anaeróbicos (resistencia muscular). Ten en cuenta que la falta de hidratación contribuye a que los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones puedan sufrir lesiones.

Cuida los periodos de descanso

En el término medio está la virtud. No hemos de abusar con el ejercicio físico. El cuerpo necesita tener sus ciclos de descanso para recuperarse. Los periodos de descanso durante los entrenamientos y las pruebas deportivas son esenciales para evitar las lesiones.

Deja de hacer deporte en cuanto te lesiones

Puede que te encante hacer deporte, pero tras una lesión, si no te recuperas y vuelves a realizar ejercicio físico, lo único que conseguirás será agravar la situación, provocando un empeoramiento de la lesión. Esto conducirá a que estés sin hacer deporte mucho más tiempo. Es importante acudir al médico o a un especialista. Él te dirá qué debes hacer y cuál es el momento más adecuado para reanudar tus actividades deportivas.